Bruma Hidrosoluble Eucalipto Mentolado 50 ml

9.50 IVA Incluido

La Bruma de Eucalipto Mentolado destaca por sus notas muy frescas herbales, mentoladas y balsámicas. En segundo plano, notas amaderadas y picantes.

PVP. 9,50€ 50 ml

Añadir a la lista de deseos
Categoría:

Destaca por sus notas herbales y balsámicas. Un aroma que aporta frescor y suavidad a cualquier espacio.

Esta Bruma tiene 50ml y está altamente concentrado. Solo hay que añadir unas pocas gotas en agua de la cubeta de un humidificador o brumizador y difundirán su aroma por toda la estancia. Están especialmente creados para no estropear ni interferir en el buen funcionamiento de los humidificadores o Brumizadores, difusores de aroma que ayudan a mejorar el ambiente, al regular y aumentar la humedad. Los aceites y componentes de las esencias acaban por impregnarlos y estropearlos, pero el Brumaroma garantiza el correcto uso del Brumizador y sobre todo, que éste no se deteriore.

El aroma de eucalipto mentolado se obtiene de las hojas y de los brotes del árbol. Su esencia se caracteriza por un olor fresco, suave, amaderado y balsámico. El eucalipto es refrescante y descongestivo. Su aroma vibrante, picante y mentolado es un bálsamo que refresca, suaviza y favorece al aparato respiratorio. aroma fuerte con grandes propiedades para ayudar al sistema inmunológico; además es antiinflamatorio

En aromaterapia, el olor fresco y revitalizante que promueve el bienestar general. Ayuda a despejar la mente, mejora la concentración y calma el cansancio, mejorando la respiración. Es capaz de incidir en el estado de ánimo, aumentando la energía y neutralizando las energías negativas que pudieran permanecer a nuestro alrededor. A nivel físico, el aroma de eucalipto descongestiona las vías respiratorias, favorece la respiración, calma la tos, combate el catarro, el asma la alergia y tiene un efecto expectorante. También actúa contra las infecciones, refuerza el sistema inmunitario y combate la migraña…

En cualquier espacio, es un gran repelente anti mosquitos y de insectos en general, limpia la casa de ácaros. Camufla el humo del tabaco. Cuando hace calor, es un gran refrescante para al ambiente y cuando hace frío, ayuda a los resfriados, gripes y constipados ya que limpia y purifica el aire. Transmite sensación de naturaleza.

Modo de empleo:

Añadir entre 5 y 10 gotas de bruma en el agua del depósito del brumizador y/o humidificador, dependiendo de la intensidad deseada.

Características:

Humidifican, sanean y aromatizan, mejoran el estado de ánimo y transmiten sensación de bienestar.

Precauciones:

No ingerir. Mantener fuera del alcance de los niños. Evitar el contacto con los ojos.